Salvador Allende fue el Nicolás Maduro de Chile

Escrito por: Alejandro Alevic      Fecha: 06 de Octubre 2019 

 

Nicolás Maduro es un tirano marxista que redujo los indices de obesidad, felicidad, nutrición, PIB de Venezuela y amplió el de criminalidad, pobreza y desnutrición.

Pero, hubo alguien muy parecido a él mucho antes.

Salvador Allende accedió al poder contando solo con el apoyo de 1/3 de la población, la Democracia Cristiana le concedió sus votos en el Parlamento solo con la condición que respetara la propiedad privada y las leyes (Spoiler: No respetó nada). En ese tiempo Chile no tenía un sistema de segunda vuelta en las elecciones, por lo tanto el Parlamento era el encargado de decidir el futuro de Chile.

Una vez en el poder, Salvador Allende fijó precios a los productos, y al mismo tiempo subió el sueldo mínimo, en la práctica significa que al empleador y productor le salía más caro producir el mismo producto porque había que pagarle más a los empleados mientras que al mismo tiempo no podía subir el precio del producto, osea, se creó un ambiente hostíl para la producción en general.

Al mismo tiempo Allende empezó a expropiar empresas y darselas a campesinos que apenas tenían educación, por lo que Chile dejó de producir.

Al igual que Maduro, Allende y los comunistas en general son incapaces de reconocer cuanta culpa tienen en los hechos y se limitan a decir que todo es culpa de EE.UU.

Es cierto que hubo intentos de desestabilizar al desgobierno marxista desde afuera, pero EE.UU. no tenía el control de la economía chilena, Allende al expropiar era el responsable del funcionamiento de esta y por lo visto no tenía idea de economía básica.

Aparte de la pésima gestión económica, en Chile se venía cultivando un clima de guerra civil desde los 60s, Eduardo Frei Montalva no hizo nada para parar esto. Los marxistas llamaban a una insurrección armada contra quienes no pensaran contra ellos, uno de ellos es Carlos Altamirano, presidente del Partido Socialista quien en 1968 llamó a la revolución comunista.

Los partidarios de Allende durante su tiranía lograron amenazar a ciudadanos que eran dueños de terrenos campestres por estar “en contra de la revolución”, además de instaurar un sistema de comida colectivista en el que solo podías tener una cantidad limitada de comida suministrada por el gobierno cada cierto tiempo, entre quienes implementaron este sistema estaba el padre de la actual política globalista y socialista chilena Michelle Bachelet.

Los grupos terroristas de izquierda como el MIR hablaban de matar a sus adversarios políticos para hacer la revolución, ejemplo en el libro “Allende Thank You” José Gregorio Liendo o también conocido por sus partidarios como “Comandante Pepe” dijo:

“Nena Ossa: ¿Cuál es el plan de fondo de ustedes, a corto mediano o largo plazo?

“Comandante Pepe: Tomarnos los campos y los pueblos del sur, violentamente si es necesario, mientras en Santiago el MIR se toma la ciudad y bajan a unirse con nosotros a medio camino.

“Nena Ossa: O sea la meta es ‘tomarse’ todo Chile violentamente. ¿No les importa si muere gente?

“Comandante Pepe: Claro que violentamente. Tiene que morir un millón de chilenos para que el pueblo se compenetre de la revolución y ésta se convierta en realidad. Con menos muertos no va a resultar”.

Para 1973 el país estaba colapsando moral, economicamente y políticamente e iba directo a ser una tiranía marxista y a ser un país comunista subdesarrolado del montón.

El pueblo de Chile al ver esta dramática situación llama a la intervención de las FF.AA. En Agosto de 1973 la mayoría de los diputados escuchan al pueblo y hacen la petición formalmente. La Democracia Cristiana, la cual apoyó a Allende, se arrepintió y apoyó el cese de su tiránica estadía en el Palacio de Gobierno.

La moraleja de esto es: Nunca le creas a los marxistas, disfrazan su fracasada ideología bajo consignas buenistas y bonitas, cualquier ignorante les cree, pero la historia nos ha mostrado quienes son realmente. Unos asesinos.

La respuesta a 1984 es 1973

¿Patriarcado o paranoia?

Escrito por: Alejandro Alevic      Fecha: 06 de Octubre 2019

En los tiempos en que vivimos es pan de cada día leer y escuchar consignas del feminismo, pero, ¿Qué tan reales son estos dichos? Primero que nada el feminismo, según la definición de la RAE, es el principio que busca la igualdad entre el hombre y la mujer (Diccionario RAE, edición 2019). Históricamente vemos que este principio ha logrado que las mujeres sean reconocidas como ciudadanas en nuestros países (Valiña, 2018), garantizandoles derecho a voto bajo el principio de igualdad ante la ley. Cabe mencionar que durante ese período, el feminismo era influenciado en mayor medida por el liberalismo, algo que cambió con el tiempo. Posteriormente el feminismo es influenciado por el marxismo (Laje, 2016), el mismo Engels escribió una vez “El hombre es en la familia el burgués; la mujer representa en ella al proletariado” (Engels, F. 1884), algo que a diferencia del primer feminismo que buscaba trabajar junto al hombre, esta otra versión plantea un enfrentamiento entre los sexos. Por último, el feminismo actual, considerado de tercera ola, ya explicita una lucha entre un supuesto sistema opresor en el que los hombres serían los privilegiados y las mujeres las oprimidas.

Dado que actualmente se habla de un sistema que oprimiría a la mujer por el hecho de serlo, es necesario desmentir aquellas consignas que se basan, más que nada, en la posverdad (Torres, A. 2019). Se entiende posverdad como la “distorsión deliberada de una realidad, que manipula creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública y en actitudes sociales” (Diccionario RAE edición 2019).

Un caso característico es el mito de la brecha salarial de género, el cual es definido por la profesora de Historia Económica en la UAB, Carmen Sarasúa, como “la diferencia de salario entre hombres y mujeres por trabajo igual o de igual valor. Es decir, que las mujeres, por el hecho de serlo, cobran menos que los hombres.” (Muñoz, L. 2017)

Este mito no puede estar más lejos de la realidad, en primer lugar, es ilegal discriminar a razón de género en nuestro país y en la mayoría de occidente, en el artículo 19 de nuestra Constitución se explicita la igualdad ante la ley para todos los ciudadanos, hombres y mujeres sin excepción, lo cual es reafirmado en el artículo 1.

Además, en el Artículo 62 bis del código laboral se explicita aún más el concepto, hablando justamente de que se debe pagar igual a los hombres y las mujeres. (Ley N° 20348)

En segundo lugar, las mediciones sobre la brecha salarial toman el promedio los sueldos de todos los ciudadanos sin importar su profesión y los divide por género (The Simple Truth about the Gender Pay Gap.), si comparamos los sueldos entre hombres y mujeres en el mismo cargo podemos ver que ganan lo mismo, y las diferencias, se explican por factores como: tiempo de servicio y experiencia, nivel de estudios, eficiencia, tipo de jornada, horas extra, etc.

También se puede dar el caso que una mujer gane más que un hombre, y nada de lo anterior se debe a una discriminación arbitraria y sistemática, como es el caso de la industria erótica y de la moda (No, el porno no es el único sector en el que ellas cobran más, Mujeres a seguir) en la cual la demanda genera una diferencia salarial a favor de las mujeres.

Gerda Lerner define patriarcado como “la manifestación e institucionalización del dominio masculino sobre las mujeres y niños y niñas de la familia y la ampliación de ese dominio sobre las mujeres en la sociedad en general.” (Gerda Lerner, 1986)

Sí de verdad el sistema privilegiara tanto a los hombres en desmedro de las mujeres, ¿Cómo se explican los siguientes datos?:

79% de las víctimas de asesinato son hombres a nivel mundial. (Estudio Mundial sobre el Homicidio, Naciones Unidas 2013)

Históricamente quienes más mueren en las guerras son hombres, un ejemplo reciente es la guerra de Irak con 97,68% de víctimas varones. (Arrigoni, A. L., Márquez, N. 7 de noviembre de 2016)

Hoy las mujeres son propietarias del 65% de todos los bienes de Estados Unidos.

Hoy las mujeres viven en promedio diez años más que los hombres, egresan de las universidades un 33%.

En Chile las mujeres jubilan a los 60 y los hombres a los 65.

El servicio militar solo es obligatorio para los hombres en Chile.

En el mundo quienes más se suicidan son hombres.

(Garcés, G. 2 de agosto de 2015)

Las feministas alegan que hay una cantidad excesiva de femicidios, y que las matan por el simple hecho de ser mujer (CNN Chile. 1 de marzo de 2019), pero ¿De verdad es solo por eso o los asesinos son gente que no es cuerda? ¿Por qué todos los hombres debemos llevar la carga de unos cuantos locos? Además en el mundo no mueren más mujeres que hombres, por lo tanto es falso ese concepto. (Estudio Mundial sobre el Homicidio, Naciones Unidas 2013)

En conclusión, ¿Se puede decir que vivimos en un sistema que privilegia al hombre por serlo y oprime a la mujer por serlo? En la actualidad es más que evidente que prima el concepto de igualdad ante la ley, no existe un sistema patriarcal opresor contra la mujer.

Hago llamado al lector a analizar de mejor manera los planteamientos feministas antes de repetirlos, es tarea de todos evitar una guerra de sexos que sería generada por la posverdad utilizada por el actual movimiento feminista.

Bibliografía:

Diccionario Real Academia Española (2019) Recuperado de https://dle.rae.es/?w=diccionario

Valiña, C. (8 de agosto de 2018) ¿Qué es la tercera ola del feminismo? Escuela de feminismos alternativos. Recuperado de https://perifericas.es/tercera-ola-del-feminismo/

Márquez, N., & Arrigoni, A. L. (2016). El libro negro de la nueva izquierda: Ideología de género o subversión cultural. Buenos Aires: Libre, Centro de Estudios Libertad y Responsabilidad.

Engels, F. (1884). El origen de la familia, la propiedad privada y el estado: El papel del trabajo en la transformación del mono en hombre. Alemania.

Torres, A., Sociología por la Universitat Autónoma de Barcelona, & Universitat de Barcelona. (2 de mayo de 2019). Patriarcado: 7 claves para entender el machismo cultural. Recuperado de https://psicologiaymente.com/social/patriarcado-machismo-cultural

Muñoz, L. (23 de abril de 2017). Las mujeres y la brecha salarial. Recuperado de https://www.eldiario.es/catalunya/donesenxarxa/brecha_salarial-techo_de_cristal-discriminacion_laboral_6_635596460.html

Ley N° 20348. Diario Oficial de la República de Chile, Santiago, Chile, 19 de junio de 2009. Recuperado de https://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=1003601

Ministerio Del Trabajo Y Previsión Social, S. D. LEY-20348 19-JUN-2009 MINISTERIO DEL TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL, SUBSECRETARÍA DEL TRABAJO. Recuperado de https://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=1003601

Constitución Política de la República de Chile (Creada en 1980 y actualizada por ultima vez en mayo de 2017)

The Simple Truth about the Gender Pay Gap. (sin fecha). Recuperado de https://www.aauw.org/research/the-simple-truth-about-the-gender-pay-gap/

No, el porno no es el único sector en el que ellas cobran más – Noticia – Tendencias – Mas: Mujeres a seguir. (sin fecha). Recuperado de http://www.mujeresaseguir.com/tendencias/noticia/1108401048815/no-porno-no-unico-sector-cobran-mas.1.html

Los actores porno piden igualdad salarial – Noticia – Empresas – Mas: Mujeres a seguir. (sin fecha). Recuperado de http://www.mujeresaseguir.com/empresas/noticia/1105538048515/actores-porno-piden-igualdad-salarial.1.html

Estudio Mundial sobre el Homicidio, Naciones Unidas (2013) Recuperado de https://www.unodc.org/documents/gsh/pdfs/GLOBAL_HOMICIDE_Report_ExSum_spanish.pdf

Garcés, G. (2 de agosto de 2015). Crítica al feminismo radical, después de #NiUnaMenos. Recuperado de https://www.lanacion.com.ar/opinion/critica-al-feminismo-radical-despues-de-niunamenosensayo-nid1814990

Arrigoni, A. L., Márquez, N. (7 de noviembre de 2016). El patriarcado no existe. Por Agustín Laje. Recuperado de https://prensarepublicana.com/patriarcado-no-existe-agustin-laje/#_ftn14

Fontenla, M ¿Qué es el patriarcado? (sin fecha). Recuperado de http://www.mujeresenred.net/spip.php?article1396

CNN Chile. (1 de marzo de 2019). Femicidio en Chile: Las alarmantes cifras, las iniciativas legislativas y las diferencias en el conteo de casos. Recuperado de https://www.cnnchile.com/8m/femicidio-en-chile-cifras-iniciativas-diferencias_20190301/